Fluir con la vida

Fluir con la vida

Alguna vez te has preguntado: ¿por qué tengo la vida que tengo?, ¿por qué son así mis circunstancias?…

Y quizás te has encontrado con miles de respuestas, desde Dios, el Destino, la suerte (buena o mala dependiendo del punto de vista), hasta las explicaciones más humanocéntricas: “porque así lo has decidido”, se entretejen en una maraña de explicaciones incomprensibles que nos dejan en un vacío de preguntas aún más profundas.

El karma, la ley de la atracción, la ley de causa y efecto y hasta el “mal de ojo” intentan explicar lo que a nuestros ojos nos desfavorece.

La alquimia, el poder del pensamiento, la meditación, la oración, la psicología y por supuesto la ciencia quieren descubrir el más preciado tesoro: controlar y decidir la vida que queremos vivir.

Y posiblemente has probado de todo: desde pensar sólo positivo, hacer una pizarra de visualización y meditar por largas horas en tu afán de controlar y dirigir lo incontrolable.

Porque justamente cuando crees que ya lo controlas todo sientes que en realidad es lo contrario y todo te controla a ti.

Y es entonces donde sufres, te lamentas, tiras los libros a la basura, reniegas de Dios, dejas la Iglesia, de meditar y pensar positivo.

Te preguntas una y otra vez ¿Qué hice mal? Y no parás de pensar en lo feliz que hubieras sido si tuvieras esto o aquello, si hubieras alcanzado tal o cual objetivo.

Pero yo hoy te lanzo una pregunta: alguna vez en lugar de ¿por qué? te has preguntado ¿para qué?, ¿para qué tienes la vida que tienes?, ¿para qué son tus circunstancias?

Alguna vez has analizado “¿para qué sigo en el mismo empleo?”, “¿para qué tengo esta o la otra situación difícil?”, o aún más allá: “¿PARA QUÉ ESTOY CON VIDA EN ESTE MINUTO?”

Pregúntatelo y te sorprenderás de las respuestas que vienen a tu mente y a tu corazón… Pero ¡cuidado!, tengo una mala noticia: NUNCA encontrarás una respuesta correcta, pero te aseguro que en este proceso vivirás, dejarás huella y harás vibrar al mundo positivamente.

Yo tengo 29 años y aunque he leído y releído cuanto libro metafísico, científico y religioso ha caído en mis manos aún no he podido clarificar por qué tengo la vida que tengo.

Y ¿sabes qué?… ya dejé de preguntármelo.

Una mujer solitaria en la playa, del ilustrador coreano 'Mizzi'

Porque ahora día a día, instante a instante sé que soy lo que soy, tengo lo que tengo y estoy donde estoy porque es ESO lo que tengo que ser, tener y AQUÍ es donde debo estar en este preciso momento para que mi alma pueda trascender infinitamente.

Y doy gracias por lo que tengo y lo que no tengo, por lo que soy y por lo que no soy, por estar en este lugar, por estar aquí, ahora y de esta manera. Porque son estos momentos-tiempos y circunstancias las que hacen armonía con el universo.

Porque es aquí donde fluyo con la vida y dejo que Dios fluya en mí y a través de mí. Y en el río de la vida, entre remansos y fuertes corrientes de agua, fluyo hacia adelante, exploro, decido, me arrepiento, pruebo caminos pero no lucho por controlar la corriente.

Porque ahora más que hago eco de las palabras utilizadas en la Universidad Mundial para la Paz Brahma Kumaris:

“Lo que pasó estuvo bien, lo que está pasando está mejor y lo que pasará será aún mucho mejor. PUNTO FINAL”

Licda. Adriana Mata Salas

Psicóloga

email: [email protected]

Teléfono (en Costa Rica): 8823-1593

8 Comentarios

  1. Floribeth Salas

    Gracias por la creación de esta página, en este tiempo que no se quiere ver lo verdaderamente importante. Donde solo se vive de lo material y mundano. A mí personalmente me llena y me edifica cada vez que leo o escribo y sé que a muchas personas les llegará el mensaje que nos ayuda a ver y sentir el alma.

  2. Mara G. Leiva Ávalos

    Me parece muy acertado este texto, yo me pregunté por algún tiempo, la misma interrogante y la respuesta que obtuve es que somos parte de un plan, el plan del Creador, somos lo que somos por él. Es por eso que debemos apreciar nuestra vida y valorarla siempre, el nos creó a su imagen y semejanza. ¡Que bendición¡ Muy lindo Adriana.!Felicidades¡

  3. Yo tengo 44 y como tu he leido ya como 20 libros de metafisica tratando de encontrarme,y todavia me cuesta recordar cada dia vivir
    el aqui y el ahora pero cuando lo logro me siento tan en paz,gracias
    por tu texto me hizo sentir que no soy la unica que se hace preguntas.

    Cuidate un abrazo

  4. Qué alegría haber encontrado este sitio, me siento muy identificada con los conceptos que plantean.
    Sin duda todo es como debe ser, y estamos en el lugar que debemos estar para cumplir nuestro propósito como almas.
    Gracias por ser en este texto un espejo donde me veo reflejada.
    Bendiciones desde Uruguay
    Adriana

  5. Este blog ha sido como una jarra de agua fría en mitad del desierto. Como ustedes y muchos otros he dado vueltas allí y allá, he estudiado varias religiones, métodos y culturas, he mareado mi cabeza con muchos libros… Y si en todo momento me he olvidado de vivir aqui y ahora. Me ha encantado la pregunta: ¿para que?

    Gracias, muchas gracias
    Pablo, España

Para dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *